El académico de la Universidad Estatal de Arizona y uno de los principales especialistas en enseñanza de la escritura en Estados Unidos, fue el invitado principal del encuentro organizado por la Dirección de Postgrado de la Facultad de Educación UNAB.

Steve Graham en Simposio de Escritura UNABSi un estudiante promedio de 12 años escribe 45 minutos adicionales a su tiempo de escritura habitual puede aumentar hasta 12% su rendimiento en esta área. Así lo demuestran las investigaciones científicas que por más de 30 años ha realizado Steve Graham, académico de la Universidad Estatal de Arizona y uno de los principales especialistas en enseñanza de la escritura en Estados Unidos.

El investigador fue el expositor principal del I Simposio Enseñanza de la Escritura en la Educación Básica: Avances y desafíos en el contexto chileno, que este viernes realizó Postgrados de la Universidad Andrés Bello (UNAB) y el Grupo de Estudios Avanzados en Lectura y Escritura (GREALE), asociado al Magíster en Comprensión Lectora y Producción de Textos y al Magíster en Lenguaje y Comunicación de la UNAB.

Tras declararse enamorado de Santiago, en su primera visita a Sudamérica, Graham, asesor en materia de alfabetización para UNESCO, expuso las estrategias, en base a evidencia científica, más efectivas en la enseñanza de la escritura.

“Todos los países estamos luchando para ver cómo ayudar a nuestros alumnos a ser mejores en escritura. Una forma general de entender lo que necesitamos para ello se resumen en cinco conceptos: escribir, apoyar, conectar, enseñar estrategias y habilidades y crear en nuestras salas de clases un ambiente donde los alumnos puedan tener éxito al escribir”, expresó el profesor de la División de Liderazgo e Innovación en el Colegio de Profesores de la U. Estatal de Arizona.

Escribir

Simposio de Escritura UNABLa primera recomendación de Graham es que los estudiantes escriban. Lo ideal, dijo, es dedicar una hora diaria: 30 minutos para enseñar técnicas de redacción y 30 minutos para desarrollar.

“Esto no quiere decir que la escritura suceda solo en la clase de Lenguaje, sino también se puede observar cuando haya que redactar un texto en la clase de Historia u otras asignaturas”, detalló.

Aconseja que escriban textos con diferentes propósitos: narrativos, informativos y argumentativos, pero sobre todo persuasivos. Así como también que tengan propósitos reales para una audiencia real: “Si un alumno escribe una carta dirigida a alguien real, es posible que se esfuerce más y escriba mejor”, dijo.

Según sus investigaciones, para apoyar a los estudiantes en su proceso de escritura es esencial que sepan qué se espera de ellos al momento de escribir. “Si queremos que redacte un texto persuasivo tenemos que decirle eso desde el principio. Si queremos que hagan cambios o editen su texto, tenemos que decir claramente el número de ideas nuevas que queremos que agregue”, explicó.

También, añadió, hay que entregarles herramientas de planificación, enseñarles cómo estructurar un texto. En ese aspecto aconsejó que los estudiantes lean sus textos entre sí, que pongan marcas gráficas donde falta información o algo no está claro. “Para dar retroalimentación constructiva una opción es mencionar lo que nos gustó del texto, luego pedir que te explique más una sección. Así se convierte en un diálogo entre alumnos, bien dirigido y enfocado”, detalló.

Dijo que muchas veces los profesores dan “demasiada retroalimentación”. “Mi recomendación es que siempre sea positiva, además de los aspectos a trabajar. También hay que enseñarles a los alumnos a autoevaluarse”.

Destacó el valor que tienen las herramientas digitales en el desarrollo de la escritura, ya que permite avanzar más rápido, mover el texto, volver a editarlo o escribirlo. “Los alumnos mejoran su escritura cuando pueden escribir de 20 a 25 palabras por minuto. Una ventaja de usar herramientas digitales es que pueden vocabulario adicional”, dijo.

Estrategia

Graham enfatizó que una poderosa herramienta para mejorar la producción de escritura son las estrategias de planificación, redacción y organización de textos.

“La forma en que los niños escriben parece una competencia: pasan poco tiempo pensando lo que van a escribir. La mayor parte de la planificación sucede cuando están escribiendo (…) Y al momento de hacer la edición de los textos los niños de básica tienden a corregir ortografía, uso de mayúscula, pero no el contenido”, precisó.

Una estrategia de planificación que utiliza con alumnos de 9 a 12 años para redactar textos persuasivos es la siguiente:

1. Pedimos generar la mayor cantidad de ideas para ambas partes.
2. Tomar una posición.
3. Elegir las 3 ideas más fuertes para afirmar su posición.
4. Elegir 2 ideas más importantes para refutarlas.
5. Ordenar las ideas de su posición

Tras dos años de estudiar las prácticas de profesores con buenos resultados en la enseñanza de la escritura, Graham vio la importancia de crear un ambiente agradable para escribir.

Ellos, dijo, felicitaban a los estudiantes cada vez que podían, se posicionan como escritores: escribían y pedían retroalimentación a sus alumnos, exponían el trabajo de los alumnos en salas de clases y pasillos, los empujaban a dar un poco más, no hablaban de habilidades sino de esfuerzo (escribes bien porque te esfuerzas por hacerlo, no porque seas inteligente) y alentaban a los alumnos a tomar riesgos, aunque no siempre tenían éxito.

Simposio

En el encuentro también expusieron la Dra. Susana Rodríguez de la Agencia de Calidad de la Educación, quien expuso sobre la configuración del Simce de Escritura, su historia y sus desafíos; la Dra. Carmen Sotomayor, investigadora asociada del Centro de Investigación Avanzada en Educación de la Universidad de Chile; la Dra. Soledad Concha, profesora asociada de la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales; Ricardo Martínez, profesor asistente de la Facultad de Educación de la UNAB; y Dr. Gerardo Bañales, académico del Núcleo de Investigación en Educación de la Facultad de Educación UNAB y titular del Fondecyt “Prácticas de enseñanza de la escritura de los docentes de 4°, 5° y 6° de educación básica”, que patrocinó el simposio.

 Expositores Simposio de Escritura UNAB

Simposio

Simposio UNAB

Escrito por Macarena Villa / Fotos por Carolina Corvalán