Neurokinesiología para retraso en el desarrollo psicomotor

27 de julio, 2020

El retraso en el desarrollo psicomotor impacta en gran parte de las actividades del niño, por lo que es clave la ayuda que proviene de la neurokinesiología.

Neurokinesiología para retraso en el desarrollo psicomotor

El desarrollo psicomotor es uno de los aspectos más importantes en la estructura funcional de un individuo. Estas son las características, causas y tratamiento en condiciones de retraso, bajo el enfoque de la neurokinesiología.

Pero ¿qué es la neurokinesiología?

La neurokinesiología es la disciplina encargada de «evaluar, diagnosticar y tratar todos aquellos trastornos de las actividades de la vida diaria derivada de alguna patología del sistema nervioso«.

En lo que a desarrollo psicomotor respecta, la neurokinesiología permite potenciar las habilidades motoras de los niños, estimulando su sistema nervioso para que puedan crecer de manera correcta.

¿Qué es el retraso en el desarrollo psicomotor?

El desarrollo psicomotor del ser humano inicia en la edad temprana, cuando comienza a adquirir habilidades gracias a la maduración de los órganos que conforman el Sistema Nervioso.

Ahora bien, cuando se habla de «retraso en el desarrollo psicomotor», se hace referencia a un retardo o anomalía en las habilidades y capacidades pertenecientes a la etapa en la que se encuentre el niño, pudiendo ver una interferencia en las actividades diarias y en el aprendizaje normal, lo que incluye dificultades para realizar tareas básicas como sentarse y caminar. 

El tratamiento del retraso psicomotor sigue un enfoque multidisciplinario, siendo clave la participación de profesionales como terapeuta ocupacional, un neuropediatra y un especialista en neurokinesiología.

Factores que afectan el desarrollo psicomotor del niño

No existe solo una causa para el retraso del desarrollo psicomotor del ser humano, ya que son múltiples los factores que inciden en él. La lista incluye:

  • Nacimiento Prematuro.
  • TEA (Trastorno del Espectro Autista).
  • Enfermedades genéticas, desnutrición crónica, cardiopatías congénitas o trastornos neurológicos.
  • Trastornos sensoriales.
  • Falta o pobre estimulación por parte del entorno familiar.

Estas son solo algunos de los factores tras el retraso en el desarrollo de las habilidades cognitivas y motoras. Sin embargo, existen diversas actividades para el desarrollo psicomotor del niño que pueden tener un impacto considerable en la estimulación del sistema nervioso.

Actividades para el desarrollo psicomotor del niño

Una vez explicados los factores que afectan el desarrollo psicomotor del niño, es necesario abordar algunas formas de enfrentar este trastorno.

Un estudio puso a prueba la influencia de la improvisación musical en niños con retraso psicomotor, logrando reducir casi al doble la cantidad de niños con retraso y duplicando el porcentaje de niños en edad preescolar que demostraron el primer nivel en el desarrollo de habilidades psicomotoras.

Otras actividades muy provechosas incluyen la realización de circuitos en donde el niño debe superar etapas de forma ordenada e ir escalando a nuevos retos con mayor dificultad. En estudios controlados, se tiene en cuenta la etapa del desarrollo en que se encuentra el niño y las áreas de motricidad fina y gruesa que necesita trabajar.

Ya que el reconocimiento de su propio cuerpo es muy importante, al igual que desarrollar la atención al recibir órdenes y ejecutarlas correctamente, es conveniente proponer actividades en donde el niño tenga que dibujar o realizar movimientos de coordinación de brazos y piernas.

¿Por qué formarse en neuro rehabilitación?

Los especialistas en neurokinesiología se desempeñan en el área de neuro rehabilitación, brindando oportunidades a los niños para estimular su crecimiento y desarrollar su autonomía, una labor clave para que puedan insertarse en el mundo y relacionarse con su entorno.

En ese sentido, el magíster en Neuro Rehabilitación de la UNAB brinda una formación de primer nivel orientada a satisfacer las necesidades clínicas de los pacientes con retraso psicomotor. Se trata de un programa de especialización fundamental para ofrecer la ayuda necesaria a los niños que han experimentado anomalías en el desarrollo del sistema nervioso, diseñando tratamientos enfocados en necesidades específicas y de alta complejidad.