Importancia del liderazgo para la convivencia y gestión escolar

17 de junio, 2020

Una correcta gestión escolar no solo incentiva el aprendizaje, sino que permite el desarrollo integral de todos sus integrantes.

Importancia del liderazo para la convivencia y gestión escolar

Para que un proceso de aprendizaje sea efectivo hay diversos factores a considerar, como calidad de los docentes y el ambiente en el que se desarrollen las actividades. Sobre esto último, saber qué es la convivencia escolar es clave para mejorar el clima en el que se imparten las clases y, con ello, optimizar al máximo el proceso de enseñanza de los estudiantes.

Un buen plan de gestión de convivencia escolar tiene muchos beneficios. Por ejemplo, el Social and Emotional Learning Report -de CASEL- determinó que desarrollar programas que fomenten el área socioemocional mejora en un 11% los resultados académicos, ayuda a reducir el estrés emocional y a generar un mejor comportamiento en el entorno educativo.

Entendiendo la importancia que tiene la buena convivencia escolar para los procesos de formación, el ministerio de Educación aumentó en un 60% su presupuesto en el área de convivencia escolar para el año en curso, dando cuenta de la relevancia que tiene este aspecto para la correcta formación de los estudiantes.

Entendiendo qué es la convivencia escolar, es necesario añadir que ésta puede mejorarse con la participación de toda la comunidad escolar, pero especialmente con la formación adecuada de los directivos y de todo el personal docente, algo de especial valor cuando se trata de entornos vulnerables.

Liderazgo y convivencia escolar

En un país donde el 25% de los jóvenes ha sufrido algún tipo de violencia física o psicológica en su lugar de estudio, el papel que juegan los docentes y directivos en la gestión escolar se ha vuelto una pieza clave a la hora de generar un ambiente adecuado para el aprendizaje.

Según el informe Líderes Educativos -elaborado por el Centro de Liderazgo para la Mejora Escolar- el liderazgo educativo tiene un rol fundamental en los procesos, políticas y prácticas que promuevan una convivencia escolar, siendo clave en la formación de comunidades integradoras, respetuosas y que permitan un aprendizaje efectivo.

En lo que respecta a los directivos, a través de un liderazgo positivo pueden contribuir al plan de gestión de convivencia escolar, desarrollando políticas y metodologías enfocadas en la generación de entornos educativos propicios para la enseñanza, es decir, en donde el respeto y la inclusión sean las premisas que orienten la formación de los estudiantes, valores fundamentales para un desarrollo integral.

Es por esto que los profesionales que se desempeñan en el ambiente educacional necesitan adquirir -a través de un curso convivencia escolar- los conocimientos y competencias necesarias para estimular la sana convivencia, impactando tanto en la formación personal de los alumnos como en su desarrollo intelectual.

 

Para ello existen programas como el Magíster en Dirección y Liderazgo para la Gestión Educacional, de la UNAB. Gracias a este programa, quienes desempeñan cargos de dirección y gestión de instituciones educativas podrán obtener el conocimiento y las competencias necesarias para enfocar la gestión escolar hacia la generación de un ambiente que propicie la sana convivencia.

Dirigido a profesionales, licenciados en educación, directivos y todos quienes busquen un curso convivencia escolar, el programa también permite acceder a certificaciones intermedias, como un Diplomado en gestión estratégica de instituciones educacionales y un Diplomado en liderazgo educacional. Además, brinda la oportunidad de especialización en el desarrollo de competencias para la gestión educacional, todo esto a través de una malla curricular diversa, actualizada y desafiante.