Continuidad Operativa: ¿En qué debo fijarme?

Continuidad operativa En qué debo fijarme

En los entornos actuales, caracterizados por la volatilidad, complejidad, ambigüedad, incertidumbre y alta transformación digital de la cadena de suministro, es imprescindible contar con un plan de continuidad operativa. Este,  debe contemplar procedimientos y estrategias para prevenir interrupciones y, en caso de que sucedan, reactivar la operación lo más pronto posible.

En estos contextos, cualquier cosa puede pasar y el área de gestión de la cadena de suministro (supply chain management) no puede minimizar o postergar los riesgos de interrupción, que se ven acrecentados por la incorporación de soluciones tecnológicas emergentes e incipientes. Esto, debido a que, aunque optimizan procesos, generan nuevas amenazas para la continuidad de las operaciones, como los ataques cibernéticos y los daños a la infraestructura TI.

Factores a considerar al gestionar un plan de continuidad operativa 

El plan de continuidad de operaciones debe ser planificado e implementado por profesionales preparados y dotados de las herramientas tecnológicas necesarias para liderar procesos asociados a la cadena logística. Teniendo en cuenta los siguientes factores, es posible optimizar los resultados:

Identificación y Análisis de Riesgo

Es importante dedicar un equipo a la identificación de riesgos y evaluación de las vulnerabilidades de la cadena logística de la empresa, en función de factores relevantes como:

  • Naturaleza del riesgo.
  • Probabilidad de que el evento suceda.
  • Impacto del riesgo (financiero, estructural, operacional, etc.).
  • Respuesta al riesgo y costo de la misma.

Una vez identificados los riesgos, es necesario clasificarlos y priorizarlos. De esa manera, es más sencillo y eficaz definir presupuestos y acciones de prevención y respuesta.

Conocer herramientas de soporte y de TI

Las acciones de prevención de interrupciones, así como las de mitigación de impacto y reactivación de operaciones, deben incluir, en la medida de lo posible, tecnologías de comunicaciones, radio frecuencia, Wi Fi, Cloud, redes inalámbricas, RFId, entre otras más avanzadas, como el Big Data y la Inteligencia Artificial.

De esa manera, el plan responde al momento de transformación digital que vive la cadena de suministro, mientras se reducen costos y mejoran los resultados en aspectos tan importantes como gestión de inventarios, precisión en las previsiones y trazabilidad.

Mantener una comunicación activa

Al elaborar el plan de continuidad operativa, es importante escuchar las opiniones de los colaboradores sobre la operación y el riesgo que se cierne sobre ella. Y una vez diseñado, cada uno de ellos debe conocerlo y saber perfectamente lo que tiene que hacer ante determinados eventos de interrupción.

Monitorización 

El monitoreo continuo de riesgos, así como de los planes de acción, permite elaborar y ajustar las medidas de respuesta a la interrupción, recuperación y restablecimiento de las operaciones.

Profesionales para mantener la continuidad operativa

La continuidad de las operaciones para llevar el producto al consumidor final es clave para las empresas. Cuando no se garantiza, genera daños significativos. En el sector manufacturero global, por ejemplo, las interrupciones de los dos últimos años han tenido un impacto negativo de hasta el 13% en las ganancias, según un estudio de Deloitte y Manufacturers Alliance.

Por eso, cada día serán más demandados los profesionales con conocimientos y habilidades para gestionar las operaciones logísticas desde el punto de vista táctico y operacional, en un contexto cada vez más digitalizado, volátil, ambiguo e incierto.

Si deseas ser uno de ellos, puedes estudiar el Diplomado en Digital Supply Chain Management & Logistics de la Universidad Andrés Bello.

×
Footer UNAB 2021