Magísteres con doble titulación, el taller internacional o el aprendizaje inverso son algunos de los elementos que resaltan en los programas que ofrece la Facultad de Economía y Negocios para seguir perfeccionándose.

estudiante de postgradosCada vez son más los profesionales que toman la decisión de realizar un postgrado con el fin de llenar vacíos en su formación y seguir impulsando con ello el desarrollo de sus carreras o emprendimientos. Una realidad de la que la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad Andrés Bello (UNAB) se está haciendo cargo a través de sus Programas de Postgrados, cuyo sello está puesto en la internacionalidad y la innovación.

“La mayoría de nuestros programas son innovadores, lo que se refleja en la forma en que estos se articulan y porque están muy enfocados en la experiencia internacional”, dice Ana Fernández, directora de Postgrados de la FEN UNAB.

Aunque el perfil de formación es bastante variado, la académica asegura que destacan aquellos profesionales que han ido progresando en sus empresas y que necesitan adquirir nuevos conocimientos para seguir creciendo. Pero también, el perfil del emprendedor es uno de los que más se encuentra entre los alumnos inscritos. “Es algo muy habitual en nuestros programas. Se trata de personas que tienen su pequeña empresa, que se están iniciando, o que se sienten inseguros en alguna área, muy frecuentemente en finanzas o marketing”.

En eso, la Universidad Andrés Bello ha seguido la tendencia a nivel nacional. En las últimas mediciones, Chile ha aparecido superando por mucho el promedio de los otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en cuanto a la cantidad de personas que se consideran emprendedores iniciales. Una situación país que está dando paso a una realidad que es necesario atender.

Innovación en el centro

Los postgrados de Economía y Negocios UNAB han puesto el foco en el desarrollo de proyectos concretos, gracias a herramientas como la metodología del aprendizaje inverso y el método del caso para alcanzar el mayor nivel de aplicabilidad y de trabajo colaborativo en el aula.

“La mayor parte de nuestros programas se inician con el proyecto Fin de Máster que se aborda en la primera clase. Lo primero que tiene que hacer el alumno es formar un grupo, elegir un tema y hacer el resumen ejecutivo. Si a un alumno lo sitúas primero en la realidad, es mucho más receptivo en el aprendizaje“, explica Fernández.

Con miras a formar este tipo de profesional, las mallas de los programas contemplan un módulo común para los postgrados de Economía y Negocios enfocados en las características del directivo del siglo XXI. Esta propuesta base considera un total de cinco ramos, entre ellos el taller de Fin de Máster, un módulo de finanzas y el desarrollo de habilidades directivas.

Siguiendo la tendencia innovadora, cada vez más es posible acceder a los diferentes magísteres o diplomados que ofrece la facultad a través de la modalidad online, cuyas mallas son exactamente igual que las presenciales. “El estudiante puede elegir con total libertad la modalidad que más le convenga, sin que eso implique una pérdida de conocimientos”, recalca.

Mundo globalizado en la mira

PostgradosPero hay otro criterio que ha caracterizado transversalmente a los programas de postgrados de esta facultad: lainternacionalidad. En ese sentido, las propuestas han seguido las mismas líneas de la propia casa de estudios, que en 2015 se convirtió en la segunda universidad chilena en ser acreditada por la agencia estadounidense Middle States Commission on Higher Education (MSCHE).

“El Máster en Recursos Humanos y Habilidades Directivas, el Máster en Finanzas Aplicadas, y el Máster en Gestión Empresarial y Políticas Públicas son programas cuya novedad está en el enfoque puesto en un mercado laboral globalizado”, explica la directora de postgrados. Estos tres programas ofrecen la posibilidad de acceder a la doble graduación, obteniendo el título en la Universidad Andrés Bello y también en la Universidad Europea de Madrid (UEM).

Esta tendencia a la internacionalización queda también de manifiesto en parte de las mallas de los programas. Ejemplo de ello es el taller internacional, instancia a la que se invita a participar a académicos de prestigiosas universidades extranjeras que realizan clases presenciales a las que asisten, en promedio, 120 alumnos de postgrados.