Guiando el Desarrollo de Talentos: Un Enfoque Integrado a través del Coaching y el Mentoring en el Ámbito Laboral

El coaching eficaz va más allá de la simple transmisión de instrucciones; implica una habilidad para escuchar atentamente, hacer preguntas profundas y guiar a los individuos hacia el crecimiento personal y el desarrollo de talentos.

El coaching eficaz va más allá de la simple transmisión de instrucciones; implica una habilidad para escuchar atentamente, hacer preguntas profundas y guiar a los individuos hacia el crecimiento personal y el desarrollo de talentos.

Así lo explica Marcela Topaz, Profesora de Gestión por Competencias, del Magíster en Dirección de Personas y Gestión del Talento, quien además cita a Rafael Echeverría:

«El coaching no se trata solo de cambiar acciones; se trata de cambiar la manera en que las personas interpretan el mundo.» Esto resalta la importancia de no solo enfocarse en acciones superficiales, sino en transformar la perspectiva y el entendimiento del individuo.

Coaching 

La docente del Magíster UNAB e Ingeniera Comercial, explica que:

“En un mundo donde las habilidades y conocimientos se vuelven obsoletos rápidamente, el líder de RR.HH. debe ser un maestro del coaching, capaz de ayudar a los empleados a desarrollar habilidades como la resiliencia y la inteligencia emocional, contribuyendo así al desarrollo de talentos.

Daniel Goleman, en su trabajo sobre inteligencia emocional, enfatiza que ‘la inteligencia emocional es la capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, para motivarnos y para manejar adecuadamente las emociones en nosotros mismos y en nuestras relaciones.’

Esto subraya la importancia de cultivar habilidades emocionales para el desarrollo personal y profesional y, por ende, para el desarrollo de talentos”.

Mentoring

La docente cuenta que “El mentoring desempeña un papel vital en la creación de relaciones significativas que trascienden las jerarquías organizacionales y empoderan a los empleados a alcanzar su máximo potencial, lo que también fomenta el desarrollo de talentos.

Como señala Rafael Echeverría, ‘El mentoring es una forma de sabiduría práctica que se transmite de persona a persona y que no se aprende en los libros.’

Esta cita resalta la importancia del aprendizaje experiencial y del intercambio directo de conocimientos y experiencias entre mentor y mente” expresa Marcela Topaz, quien agrega:

“A diferencia del coaching, que se centra más en el crecimiento personal y el desarrollo de habilidades específicas, el mentoring se enfoca en brindar orientación a largo plazo y compartir experiencias y conocimientos acumulados a lo largo de la carrera profesional, lo que contribuye significativamente al desarrollo de talentos.

Daniel Goleman destaca que ‘El papel de un mentor es educar, guiar, desafiar y apoyar a su protegido en su desarrollo personal y profesional.’ Esta afirmación enfatiza la multifacética responsabilidad del mentor en el crecimiento integral del mentee.

Entonces, tanto el coaching como el mentoring son herramientas poderosas para el desarrollo personal y profesional en el ámbito laboral y, por ende, para el desarrollo de talentos.

Al combinar la capacidad de escucha profunda, la habilidad para hacer preguntas poderosas y la transmisión de experiencias y conocimientos, los líderes de RR.HH. pueden crear un entorno propicio para el crecimiento individual y organizacional, siguiendo los principios y enseñanzas de expertos como Rafael Echeverría y Daniel Goleman”.

Opinión Personal: Una Mirada Hacia el Futuro

Desde mi perspectiva como coach, docente y consultora, veo el coaching y el mentoring no solo como herramientas esenciales para el desarrollo del talento, sino también como una inversión en el crecimiento a largo plazo de una organización.

Creo firmemente que el compromiso con el desarrollo personal y profesional de los empleados no solo mejora la productividad y la rentabilidad, sino que también fortalece la cultura organizacional y la reputación de la empresa.

Como líder de RR.HH., me enorgullece contribuir al éxito de mi equipo y ver cómo cada individuo alcanza su máximo potencial gracias al apoyo y la orientación proporcionados a través del coaching y el mentoring.

Conclusión: Un Nuevo Paradigma de Liderazgo en RR.HH.

En conclusión, el éxito del líder de RR.HH. en el desarrollo del talento en el siglo XXI radica en su capacidad para abrazar el coaching y el mentoring como herramientas fundamentales.

Al adoptar un enfoque centrado en las personas y el crecimiento personal, los líderes de RR.HH. pueden convertirse en catalizadores del cambio positivo dentro de sus organizaciones, impulsando la innovación, la adaptabilidad y el éxito a largo plazo.

En un mundo donde el talento es el activo más valioso, el líder de RR.HH. que domina el arte del coaching y el mentoring está verdaderamente preparado para liderar en la era del desarrollo del talento.

Marcela Topaz Profesora Gestión por Competencias Magíster en Dirección de Personas y Gestión del Talento

Marcela Topaz

Profesora Gestión por Competencias

Magíster en Dirección de Personas y Gestión del Talento

×