Desde la Antártica, el comandante de la Base Naval Arturo Prat estudiará un Magíster en Ingeniería Industrial a través del Campus Online de la UNAB.

 

El próximo 26 de abril, el Capitán de Corbeta Francisco Mayorga comenzará su Magíster en Ingeniería Industrial en la Universidad Andrés Bello (UNAB). Desde esa fecha, casi todos los días, encenderá su computador desde la Base Naval Antártica “Arturo Prat” y asistirá a clases a través del Campus Online UNAB.

Esta plataforma virtual fue creada en 2010 por la institución para dar respuesta a la necesidad de los profesionales de hoy, quienes buscan perfeccionarse y acceder a mejores oportunidades, sin que eso implique un alto costo en su vida familiar o laboral.

“La mayor ventaja es poder administrar tus horarios”, dice el capitán Mayorga. “Tengo la experiencia de haber estudiado de forma vespertina, y eso produjo cierto desgaste desde el punto de vista familiar porque uno siente que va restando un poco de tiempo”.

Como oficial de marina fue destinado al servicio de mantenimiento de la Armada, tras lo cual decidió estudiar Ingeniería en Mantenimiento para tener mayores competencias, las que espera seguir ampliando con este magíster. “Todas estas herramientas indudablemente abren un amplio campo”, resalta.

Estudiando desde la Antártica

El capitán Mayorga llegó a la Antártica en noviembre de 2015 para desempeñarse como comandante de la base, donde está a cargo de la dotación permanente, que es conformada por nueve funcionarios.

El equipo –que permanecerá en el lugar hasta fines de este año– cumple distintos roles como fortalecer la presencia de Chile en la zona, además de entregar apoyo a la labor científica; control del tráfico marítimo; o emitir reportes meteorológicos, los que después envían a una red de datos mundial, con los que se elaboran los pronósticos de prácticamente todo el mundo.

“Es la primera vez que estoy en la Antártica, y hasta el momento ha sido una experiencia fantástica desde todo punto de vista”, explica. En cuanto al ámbito profesional asegura que es muy relevante para un oficial estar en este lugar a cargo de un grupo de personas, mientras que desde el punto de vista personal destaca que es una “prueba de fuego” respecto de poder estar o no lejos de casa.

Las ventajas de estudiar a distancia

Hoy, la Universidad Andrés Bello cuenta con más de 2.800 estudiantes en sus 34 programas online, los cuales se dividen en Magíster y Diplomados en las áreas de Salud, Educación, Economía y Negocios, Ingeniería y Ciencias Sociales.

El Campus Online contempla una plataforma virtual que permite a los alumnos tener acceso al aula de cada programa, que cuenta con material y contenido para realizar tareas, informes, ejercicios o trabajos de investigación. Además, entrega una experiencia integral por medio de una serie de recursos, como foros interactivos, lecturas complementarias, recursos multimedia, entre otros. Cada semana los profesores –docentes especializados en aprendizaje online– miden los avances de los participantes a través de las distintas actividades y van evaluando el progreso con pruebas periódicas.

“El magíster es tremendamente importante para mí y mis expectativas son aprovechar al máximo todas las herramientas que entrega la Universidad en cuanto al conocimiento, la gestión estratégica, y a la misma industria”, destaca el capitán. Y asegura que está “muy motivado” con realizarlo de forma online. Para ello, ya tiene armado su plan de estudio: durante la semana, desde las 18:00 horas dedicará tiempo para estudiar y leer, y los fines de semana los destinará para realizar el fuerte de los trabajos que tenga que hacer.

Así al menos será hasta diciembre próximo, cuando deba dejar la Base Naval de la Antártica, y esperar su próxima destinación. Aunque dice que aún no sabe dónde será, cuenta que lo que más le gustaría es volver a la V Región. Pero desde dónde esté podrá seguir realizando su magíster en la Universidad Andrés Bello.