Amplía tus horizontes con el Magíster en Ingeniería Industrial

Magíster en Ingeniería Industrial UNAB

Juan Pablo Ogaz es Ingeniero Industrial y vive en Viña del Mar. Su experiencia como funcionario en retiro de la Armada de Chile lo lleva a seguir creciendo profesionalmente y, luego de titularse en su carrera profesional, se aventura en miras al Magíster en Ingeniería Industrial.

¿Qué te lleva la idea de realizar el Magíster en Ingeniería Industrial?

Bueno, primero, porque mi proyección a mediano plazo es desarrollarme en el área docente.

Alguna vez hice clases estando en el área de aviación y siempre me gustó. Pero eso significa estar constantemente al día y estar estudiando y poniéndose a tono con las nuevas metodologías que van apareciendo.

Segundo, tengo 50 años y pienso que la edad va también jugando su parte. Entonces, el objetivo es perfeccionarme y poder seguir en esta área.

¿Por qué eliges la UNAB para desarrollarlo?

El prestigio y nivel de conocimientos, pero además porque estudié mi carrera de Ingeniería Industrial en Advance.

Entonces, era aprovechar la universidad, con una metodología de trabajo ya conocida, y con una plataforma que es muy amigable.

¿Cómo ha sido tu experiencia?

Muy interesante. Ya cerré dos asignaturas, bastante bien por lo demás. Estoy bien contento. Ya abrimos la tercera, así que seguimos en este proceso.

Además, en esta etapa estás con personas que tienen muchos años trabajando en las distintas áreas. Entonces, hay un enriquecimiento profesional bastante bueno.

Sumado a eso, se fortalece el trabajo en equipo, porque te debes complementar.

Formamos un buen grupo con el que nos juntamos, conversamos, nos reímos, pero se entiende que debemos ir bastante al grano, porque los tiempos son súper acotados, y para varios de ellos la parte laboral es súper demandante.

Entonces, si hay uno que no puede porque la planta donde trabaja está detenida, y tiene que hacer algún tema urgente, absorbemos entre todos como equipo.

Hemos hecho una buena dinámica de equipo. Muy interesante.

La experiencia es necesario vivirla, porque pese a que soy Ingeniero Industrial, titulado hace poco por lo que vengo con conocimientos actualizados, aun así hay cosas nuevas.

Mencionas que es una experiencia que es necesario vivir…

Lo que pasa es que, en ocasiones, como fue mi caso, debes decir: “Ahora o nunca”. Yo estudié Técnico Nivel Superior en Electrónica con mención en radares, subespecialista en aviación en el año 1993.

Y de ahí me pasé estudiando modelos de aeronaves, sistemas, y varios otros cursos en los 30 años de carrera.

Pero obviamente no es lo mismo un curso intenso de una semana, de 15 días, o un mes como era en esos casos, que años de estudio, en los que debes salir del trabajo, llegar a la casa, conectarse, después de las clases estudiar, preparar un trabajo, etc. Totalmente distinto.

Hay un sacrificio de por medio, pero ese sacrificio trae gratas recompensas al final.

¿Cómo ves que este Magíster va a potenciar tu vida profesional?

Antes de tener mi título de Ingeniería Industrial, uno de los grandes problemas que tenía era que había muchas opciones laborales en las cuales yo podía participar porque tenía los conocimientos, pero no tenía el título, y eso ya me hacía quedar fuera, por no cumplir con ese requisito.

Entonces si ya la carrera en sí te abre oportunidades, porque valida que estás calificado para tal cosa, el Magíster te abre un abanico aún más amplio de oportunidades.

Antes tenía 100 y ahora tengo 1000 exponencialmente. Pero además de la cantidad de opciones laborales, está obviamente la parte económica.

Juan Pablo Ogaz-Alumno Magíster en Ingeniería Industrial

“En la vida laboral para poder crecer y avanzar hay que capacitarse siempre.

Eso es una máxima que se debe entender y que toda empresa que tenga buenas prácticas laborales lo debe tener como parte de su día a día.

Este Magíster es una gran oportunidad para seguir creciendo como profesional, como persona y, al mismo tiempo, ampliando mucho más allá tus horizontes.

Si tienes la oportunidad de hacerlo, lo recomiendo a ojos cerrados”. 

Juan Pablo Ogaz

Alumno Magíster en Ingeniería Industrial

×