Actividad Física: Combatiendo el Sedentarismo Infantil y Juvenil

Actividad física combatiendo el sedentarismo infantil y juvenil

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 60 minutos al día son lo mínimo que niños, niñas y adolescentes debiesen destinar a actividades físicas.

Lamentablemente, a nivel mundial, el 80% de infantes y adolescentes no cumplen con esta cifra diaria recomendada. De hecho, pasan dos horas o más en actividades sedentarias (como el uso de pantallas). En Chile, las cosas no andan mejor: el sedentarismo infantil y juvenil alcanza un 85%.

Como el Sedentarismo puede afectar la salud de las personas; padres, madres y autoridades buscan medidas para promover la actividad física y el bienestar de esta parte de la población. Bajo este contexto, los profesores de educación física y disciplinas relacionadas toman gran relevancia, pues, con las aptitudes correctas, pueden ser grandes impulsores de vidas más sanas en los más jóvenes de nuestro país.

La importancia de la actividad física infantil y juvenil

Para niños, niñas y adolescentes, la actividad física consiste en jugar, desplazarse, realizar deportes y actividades al aire libre, además de ejercicios y sus respectivas clases de Educación Física.

Lamentablemente, la falta de actividad física se relaciona con la pérdida de la condición física, y, por tanto, con inconvenientes en la salud física y mental. La importancia de la actividad física en los niños permite prevenir el excesivo aumento de peso corporal o reducirlo. Según un reciente estudio, la tasa de prevalencia de malnutrición por exceso aumentó, logrando alcanzar aproximadamente al 54% de la población pediátrica.

Lo anterior, se relaciona con los miles de casos de obesidad infantil en el país, los cuales podrían presentar problemas como:

  • Pre Diabetes o Diabetes 2.
  • Hipertensión Arterial.
  • Hiperlipidemia.
  • Hiperglicemia.

Los problemas de autoestima que conlleva consigo el sobrepeso infantil son otros de los más frecuentes que puede traer la falta de actividad física.

Las etapas de infancia y adolescencia son claves para cultivar hábitos que les permitan desarrollarse sanamente, y además, mantener un estilo de vida que potencie su energía y salud. Por ello, las competencias de los profesionales de Educación Física tienen gran relevancia en el bienestar de las presentes y futuras generaciones.

Profesionales al servicio de la infancia y adolescencia

La especialización en Educación Física provee a los cursantes de sólidas herramientas que permitan fomentar la actividad física en este segmento de la población, especialmente, para aquellos que están en mayor riesgo.

Una gran opción para los Licenciados o Profesionales de Educación Física, es el Magíster en Gestión de la Actividad Física y Deportiva. Este programa está diseñado para abordar de manera eficiente, eficaz y efectiva los desafíos que representa la obesidad infantil y juvenil.

Esta especialización provee a los profesionistas de sólidas herramientas para el diseño, ejecución y evaluación de proyectos de esta índole. De esta forma, podrán optar a cargos directivo-técnicos y de administración de proyectos.

¿Por qué estudiar un Magíster en Gestión de la Actividad Física y Deportiva?

La masificación de las actividades físicas y deportivas para combatir el Sedentarismo Infantil y Juvenil es uno de los retos que requieren de la asesoría de profesionales especializados en deporte y ejercicios.

Son estas personas quienes tienen las herramientas necesarias para dirigir programas, tanto públicos, como privados, que tengan el objetivo de optimizar la calidad de la actividad deportiva y recreativa.

Los egresados de Magíster en Gestión de la Actividad Física y Deportiva se convierten en verdaderos gerentes deportivos, preparados para atender integralmente a los niños y jóvenes.

×
Footer UNAB 2021