Tras su exitoso paso por la conferencia del MIT en Estados Unidos, donde presentó un paper que elaboró en el marco de su Tesis de Grado, la estudiante está enfocada en seguir desarrollando su trabajo e incentivar con su experiencia a otros alumnos a hacer investigación aplicada.

Rodeada de expertos en logística y transporte, Laura García, estudiante del Magíster en Ingeniería Industrial de la Universidad Andrés Bello (UNAB), presentó en abril pasado en el MIT, en Estados Unidos, su modelo de análisis de riesgo para la industria alimentaria en Chile. Uno de sus exitosos primeros pasos en la investigación aplicada, camino que descubrió cursando su programa de Postgrados y que hoy busca seguir potenciando.

Para su Tesis de Grado debía elaborar un paper en el que decidió vincular su interés por la gestión del riesgo con su trabajo en una industria alimentaria. Tras el potencial que vio en el tema su profesor de tesis, Paulo Benítez, director de Postgrados de la Facultad de Ingeniería UNAB, decidieron presentarlo en un congreso. Así fueron seleccionados para exponer su trabajo “Risk Analysis in a Food Industry Logistics Operator with application of ISM” en el 2018 MIT SCALE Latin America Conference.

“Que la investigación haya sido seleccionada para ser expuesta en el congreso es un logro inmenso. Había muchos temas compitiendo, ya que eran más de 300 papers y sólo seleccionaron alrededor de 80”, resalta García. “El trabajo fue muy bien recibido y pudimos compartir nuestro punto de vista. Todos los que escucharon la sesión eran doctores de enorme trayectoria y se interesaron muchísimo, lo que más les llamó la atención fue saber cómo había reaccionado el sujeto de estudio, es decir, la empresa donde yo hice esta aplicación”.

En la ocasión, además pudieron ver qué otros trabajos se estaban desarrollando en torno al tema y también abrir su red de contactos al compartir experiencias con investigadores y académicos de distintos países de América Latina. “Fue muy enriquecedor intercambiar puntos de vistas con colegas de otros países”, asegura.

Los próximos pasos

El objetivo del estudio desarrollado era generar un instrumento para analizar los riesgos en una industria de cadena de suministro de alimentos en Chile, basado en un modelo estructural interpretativo (ISM, por sus siglas en inglés), tras lo cual obtuvieron como resultado un modelo de análisis con seis categorías de riesgos.

“Es una metodología que lo que hace es alinear o establecer relaciones entre conceptos que son complejos, en este caso riesgos, y generar un modelo para poder ver cuáles son los más apalancadores”, explica García.

Ahora están enfocado en la elaboración del full paper que deben enviar a fines de junio y que esperan publicar en una revista académica indexada de alto nivel. Junto con ello, busca seguir desarrollando la investigación: “Como el trabajo fue bien recibido, quiero avanzar en la investigación de este tipo de modelo de riesgo en otras unidades o en otras áreas de proceso”.

Y destaca que sus expectativas son cada vez mayores, ya que este logro también le permitió obtener una plaza como docente ayudante en la asignatura de Tesis y Taller de Grado para dos de los Postgrados UNAB.

“¿Qué pienso hacer?”, se cuestiona y con seguridad responde que “lo primero es lograr transmitirles a mis alumnos un poco más de entusiasmo por la investigación aplicada, que la tesis no sea sólo un salto para terminar el magíster, sino que le puedan agregar valor al lugar donde ellos la están desarrollando –sea una empresa, un área o una línea productiva–. Eso para compartir así la experiencia del conocimiento”.

Escrito por Patricia Zvaighaft